Negociar, habilidad innata de todos

Negociar, es un Talento
Negociar, es un Talento

Negociar pareciera que es una competencia exclusiva de las personas de negocios; esta es una idea errónea, ya que la negociación esta presente en muchos ámbitos de nuestra sociedad. Una persona puede ser buena negociadora en la empresa, pero también en la familia; sabiendo aprovechar cualquier situación para sacar el mayor beneficio que se dan en la vida diaria.

Convivir con otras personas nos convierten en personas sociales; con las que tenemos que establecer un equilibrio mental y material. No siempre se puede hacer lo que nos apetezca; lo que significa que en distintas situaciones tenemos que Negociar para llegar a acuerdos formales o informales.

Negociar, Cualidades

Una de las principales cualidades de un líder es su capacidad de negociación, un líder que no sea capaz de negociar inevitablemente termina o no logrando sus objetivos, o logrando los objetivos a la fuerza, lo cual no lo dejaría como un buen líder.

Negociar, una habilidad innata
Negociar, una habilidad innata

Otras de las características que definen a buen negociador son la firmeza, la convicción, la influencia, la intuición y la seguridad a la hora de defender su posición frente a los demás.  Intuitivos para anticiparse a todo tipo de reacciones y defender la postura adoptada; influyente en sus ideas. Todo esto de forma innata y natural.

La comunicación es otra facultad indispensable en el momento de negociar, este proceso de comunicación se desarrolla a través de un juego de percepciones donde el negociador debe saber comunicarse con la otra parte, para que ésta perciba lo que él quiere que perciba.

Talento Innato

Todas las personas cuentan con las capacidades innatas de oír, ver, pensar y hablar. Estas capacidades son básicas y evolucionan en habilidades un poco mas complejas. Habilidades que desarrollan con el tiempo y con la formación de hábitos en las etapas tempranas del ser humano.

Es cierto que hay personas que parecen haber nacido para ser negociante y poseer un especial talento; pero lo cierto es que cualquiera puede desarrollar este talento, de hecho, lo hacen inconscientemente en su vida diaria. Solo hay que ser muy observadores.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.