Tú contra la crisis. II parte

Tú contra la crisis
Tú contra la crisis

Tú contra la crisis. Como se dijo en la primera parte, no siempre conviene meter el dinero al banco, ¿Entonces qué hacemos con él?

Lo que conviene, y esto se aplica a la mayoría de los países, es invertir en bienes raíces. Porque después de que se sale de la inflación, que ya la mayoría tiene trabajo. Y todos demandan (bienes y servicios), suben los precios de los bienes raíces porque hacen falta casas.

Tú contra la crisis
Tú contra la crisis, invierte en bienes raices

La oferta nunca va a satisfacer la demanda en lo que a bienes raíces se refiere. Así que siempre es bueno invertir en este rubro. Una forma de conservar tu dinero es comprar lo que va a subir de precio después. Y qué mejor si lo puedes adquirir sin pagar intereses.

Tú contra la crisis, otro tipo de inversión

Aunque todo negocio implica un riesgo, hay algunos, sobre todo en tiempos de crisis, que de alguna manera siguen captando dinero. Hay dos renglones fundamentales que sufren menos durante las crisis. Uno es la producción de alimentos y el otro, la de medicinas.

Las personas lo primero que hacen es comer, de manera que también es bueno invertir en alimentos.

Como actuar, como empleado

Si tienes un trabajo estable que te ofrece un buen sueldo, ya sea quincenal o mensualmente, felicidades, pero no te confíes. Quizá en medio de la crisis, requieren recortar el personal. Siempre enfócate en perfeccionar tu desempeño laboral para que si te despiden puedas salir con la frente en alto y una buena carta de recomendación.

Si eres un buen elemento al que le gusta trabajar en equipo y lo haces con entusiasmo, lo más probable es que logres conservar tu trabajo, a pesar de que haya despidos.

Tú contra la crisis
Tú contra la crisis, muéstrate atento

Como jefe

Quizá seas dueño de tu propio negocio. O tiene un cargo directivo y con varias personas a tu cargo. Cualquiera que sea el caso, eres un líder, y como tal debes observar ciertos lineamientos, ante todo cuando la situación se pone difícil.

Si tu equipo ve en ti a una persona segura de lo que esta haciendo y que pretende mantener paso firme a pesar de las circunstancias, eso les dará ánimo para seguir adelante.

De esta manera, tú y tu equipo de trabajo sortearán la crisis con mayor fuerza y empuje, sin que surjan politiquerías y fricciones innecesarias que incluso podrían afectar la productividad de tu empresa.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.