¿Te cuesta delegar tareas? Sigue estas claves para aprender a delegar y no fracasar en el intento

¿Te cuesta delegar tareas? Sigue estas claves para aprender a delegar y no fracasar en el intento
¿Te cuesta delegar tareas? Sigue estas claves para aprender a delegar y no fracasar en el intento

Sigue las siguientes claves para aprender a delegar tareas dentro tu empresa que hoy te traemos.

La habilidad para delegar es de las mas importantes en quienes lideran una grande, mediana o pequeña empresa, pero a la vez suele ser una de las más complicadas.

Un líder que sabe delegar podrá invertir su tiempo en lo verdaderamente relevante en lugar de tener que hacerlo todo por si solo. Adema que, la delegación genera el crecimiento de la organización.

Pero, ¿que pasa si no se como delegar trabajo en mi empresa? o no tengo ni idea de como puedo lograr delegar de manera efectiva. En el articulo de hoy traemos lo que recomienda
Aritz Urresti, experto en productividad y CEO de la startup Goalboxes.

Claves para aprender a delegar

¿Te cuesta delegar tareas? Sigue estas claves para aprender a delegar y no fracasar en el intento
¿Te cuesta delegar tareas? Sigue estas claves para aprender a delegar y no fracasar en el intento

1. Eliminar barreras mentales

Lo principal es eliminar de nuestra mente ese miedo a delegar porque pensamos que capacitar a alguien nos quitara tiempo y eso nos detiene. Esa barrera mental hacer que nos carguemos de trabajo porque pensamos que podemos hacernos cargo de todo sin necesidad de pagar a otros. Esto es totalmente erróneo. Si una empresa quiere crecer, necesita delegar.

2. Define las tareas a delegar

Ya abandonas las ideas erróneas, debes realizar un registro de las actividades a delegar, así como el tiempo que llevaría realizar cada una para así saber las horas a delegar. De esta manera nos daremos cuenta si necesitamos a una persona que las realice o se debe repartir la funciones entre varios miembros de la empresa.

3. Definir las metas asociadas a las tareas

Al momento de delegar no es lo mismo decir «tienes que hacer facturas» que «tienes que hacer cinco facturas a la semana». Es decir, lo que tenemos que delegar son metas dirigidas a resultados. Si presentas unas metas semanalmente, la delegación tendrá sentido y esa persona será productiva.

4. Definir el perfil para esas metas

El perfil de la persona que se encargue de ellas dependerá de las metas que deseas conseguir a lo largo de una semana. Te lo explicamos de otra manera, si tu meta es conseguir ocho visitas y tres facturas a la semana, la persona a quien delegues esta tarea deberá contar con un perfil muy extrovertido. Deberá ser capaz de atender el teléfono de forma natural. Otro ejemplo es, si necesitamos realizar 200 facturas a la semana necesitaremos un perfil especializado en manejo de Excel sin la necesidad de pensar en las llamadas.

5. Medición de las metas semanalmente

Otro punto importante es formar, ayudar a la persona escogida y analizar las metas cada semana para poder ver el avance y los resultados. Así como implantar las acciones de mejora que sean necesarias para afrontar la semana siguiente. Esto ultimo es la siguiente clave para aprender a delegar.

6. Acciones de mejora

Las acciones de mejora son clave para una buena delegación. Llevarlas a cabo semanalmente para luego reparar posibles desvíos es fundamental. Esas acciones de mejora pasan a la agenda con el propósito de ser firmes en cuanto a su cumplimiento.


LEER TAMBIÉN: Tres rasgos que todo líder debería tener

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.