Cómo convertirte en nómada digital

nomada digital

Para saber cómo convertirte en nómada digital, es necesario tener en cuenta muchos aspectos que van más allá de sólo ser un freelancer.

Pero, ¿no sería mejor poder viajar continuamente sin dejar de lado el desarrollo de tu carrera profesional? Como diría mi madre «es que tú lo quieres tener todo», pues bueno sí, así es.

La solución para esto es ser un nómada digital. Imagina viajar por el mundo cuando quieras, sin tener que pedir vacaciones, mientras te dedicas a la profesión que te apasiona.

¿Qué es un nómada digital?

Pues es fácil: ser un nómada digital es un sueño. Un nómada digital, o digital nomad, es un profesional que aprovecha la libertad que le da la tecnología para vivir y trabajar desde cualquier parte del mundo.

Se trata de todo un estilo de vida para los que prefieren no tener un domicilio fijo y dejar de esperar a tener vacaciones para salir ahí fuera y poder viajar.

Estos profesionales llevan un estilo de vida nómada; aunque pasando bastante tiempo en cada destino para realmente experimentar su nuevo hogar y no ser un simple turista.

Se pueden permitir viajar largos periodos de tiempo, o incluso de manera constante, ya que sus trabajos no dependen de una ubicación particular; son capaces de llevar la oficina dentro de la mochila.

Características de la vida del indepeendiente. Cómo convertirte en nómada digital rápidamente

Este estilo de vida suele significar deshacerse de todas las cosas materiales innecesarias para viajar ligero. Viajar de esta manera resulta más sencillo y barato.

Las profesiones de los nómadas digitales están muy ligadas a Internet.

Una persona que decide dar el salto y convertirse en nómada digital es alguien que valora ante todo el poder ser dueño de su propio tiempo.

Los nómadas digitales prefieren vivir la ciudad en lugar de conocerla, pasan largos periodos de tiempo en cada lugar y buscan relacionarse con la comunidad local.

Si no sabías cómo convertirte en nómada digital entonces puedes comprender que lleva tiempo.

Aunque en un principio pueda parecerlo, vivir viajando no es vivir de vacaciones. En algunos casos, vivir como un nómada digital también puede ser una cuestión económica.

Si el coste de la vida en tu ciudad de origen es caro, es muy posible que gracias a trabajar en remoto desde otro lugar del mundo puedas vivir con mucho menos. 

Además de escoger un destino barato otro truco es aprovechar los tipos de cambio para aumentar tu poder adquisitivo.

En lugar de trabajar siempre desde la misma oficina en la misma ciudad, los nómadas digitales trabajan en coworkings, cafeterías o incluso terrazas en la playa. 

Además de hacer el trabajo menos monótono también ayuda a socializar con la comunidad local.

¿Quién puede ser en un nómada digital?

¿Sólo necesitas tu mente, un ordenador e internet para trabajar? Pues ya cumples con los requisitos básicos para poder ser un nómada digital.

Se trata de profesionales que tienen una enorme dependencia de la tecnología y de internet; cualquier lugar que ofrezca esto puede ser un estupendo punto de trabajo.

Ser un nómada digital es un estilo de vida que implica trabajo. Para ser nómada digital se necesita una gran perseverancia y también disciplina, de lo contrario ¿quién saldría de la piscina?

Diferentes tipos de nómadas digitales

  • Nómada digital que vive de ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son los que se generen sin tener que estar activamente trabajando para crearlos.

Ingresos pasivos tradicionales pueden ser la renta de un piso o un local en alquiler. Dentro del mundo de los nómadas digitales, los ingresos pasivos vienen de la mano de Internet.

Mediante la creación de una web, un e-commerce, un blog, el marketing de afiliación o la venta de infoproductos, hay nómadas digitales que son capaces de crear un sistema automatizado gracias al que ganan ingresos pasivos.

Por supuesto, mantener activo y en buen funcionamiento este sistema necesita trabajo activo. Pero una vez todo está en su sitio se trata de negocios escalables.

Los negocios escalables absorben un aumento de la demanda sin ningún problema y cada venta o ingreso supone mayores beneficios.

Un ejemplo para verlo más claro: crear un curso online lleva bastante tiempo y por tanto costes. Si sólo se vende una vez casi no habrá beneficios porque el ingreso no supera los costes de su creación.

Sin embargo esos costes son los mismos si se venden miles de cursos, y por tanto los beneficios son cada vez mayores. Muchos te dirán cómo convertirte en un nómada digital, pocos te darán la clave.

Los nómadas digitales que viven gracias a ingresos pasivos son quizás los menos abundantes, es difícil conseguir llegar a este punto.

Crear un negocio que genere ingresos de forma automática no es sencillo, requiere mucho esfuerzo y compromiso.

Son trabajadores por cuenta ajena que hacen teletrabajo y tienen la libertad de ir cambiando la ubicación de su lugar de trabajo.

Cada vez es más popular y habitual esta forma de trabajo dentro de las empresas dadas las grandes ventajas del teletrabajo. Con la digitalización de los trabajos, esta tendencia seguirá creciendo permitiendo a más y más profesionales acceder a este estilo de vida.

Lo más común es el teletrabajo desde casa o desde un coworking; como es habitual entre traductores, informáticos, periodistas o agentes de asistencia al cliente.

Pero si para desempeñar tus tareas sólo necesitas un ordenador y una buena conexión, ¿por qué no dar el siguiente paso y hacerlo desde cualquier otra parte del mundo?

Ser nómada digital en teletrabajo para una empresa combina la libertad de cambiar de ubicación, viajar y ver mundo mientras mantienes la estabilidad y seguridad de un salario fijo.

  • Nómada digital freelance

Un freelance es un profesional que trabaja por cuenta propia, un autónomo. Siendo tu propio jefe es más fácil elegir libremente en qué parte del mundo quieres desempeñar tu trabajo.

Algunos ejemplos de las profesiones más habituales de los nómadas digitales que trabajan por cuenta propia son: escritores, redactores de contenido, traductores, profesionales del SEO o del marketing online, fotógrafos, diseñadores gráficos, diseñadores web o programadores.

También podría ser un nómada digital freelance cualquier profesional que ofrezca servicios y sea capaz de adaptarlos a las nuevas tecnologías; haciendo que así su ubicación no sea relevante. Por ejemplo, profesores a través de videoconferencias, consultores o abogados.

Aunque aún no abundan, la mayoría de nosotros no conocemos personalmente a nadie que esté viviendo de este modo.

Es una tendencia que está pegando muy fuerte. ¡Y no es de extrañar! ¿A quién no le gustaría poder viajar constantemente?

Quizá estés interesad@ en:

Claves para Ecommerce optimizado

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.