¿Cómo detectar a un empleado tóxico en tu empresa?

empleado tóxico
empleado tóxico

Si hay algo que perjudica el buen ambiente laboral de una empresa es la presencia de un empleado tóxico. Este es el tipo de empleados que siempre generan distracciones en sus compañeros, y causan que la productividad decrezca. Un empleado toxico puede lograr que tu empresa proyecte una mala imagen en el exterior, por esa razón te ayudamos a como detectarlos.

Comportamientos más habituales de un empleado tóxico

Para atajar el problema de contar con un empleado tóxico en tu empresa, lo primero que debes hacer es detectarlo a través de sus comportamientos más comunes. A continuación te presentamos algunos de ellos:

El “yo no he sido”: es la máxima de este tipo de profesional; no asumir nunca sus errores y echar siempre la culpa a los demás.

Hacer mobbing: disfruta con ello. Elige a uno de sus compañeros, generalmente alguien de perfil bajo, para presionarle, acosarle o hacerle el vacío. Las empresas, en general, deben prevenir es acoso a través de talleres informativos y ser contundentes con las sanciones que aplican.

Ausentarse: este es el empleado que se pasa la jornada de trabajo fuera de su sitio, o bien tomando café o charlando con otros empleados.

Llega tarde y se va antes de la hora: es el trabajador que siempre llega tarde pero a la hora de terminar y marcharse, lo hace el primero y antes de que finalice su jornada laboral.

Todo el día con el móvil: es el trabajador que se pasa el día mirando su móvil, lo que repercute negativamente en su productividad.

Se queja continuamente: es otro de los comportamientos habituales. Este trabajador suele contagiar su actitud negativa al resto de compañeros y genera ansiedad y mal ambiente.

Procrastina: es el empleado que todo lo deja para “luego” o “mañana”, con lo que solo logra ralentizar la actividad.

Se atribuye méritos ajenos: es el que se cuelga la medalla que le corresponde a un compañero, cuando ni siquiera ha participado en la tarea.

Realiza gestiones personales en el trabajo: hace compras por internet, llamadas personales, cambia de operadora móvil… Hace de todo menos su trabajo.

Genera rumores: este individuo inventa rumores y los difunde entre los departamentos, creando malestar en la empresa.

¿Cómo acabar con los comportamientos tóxicos de un empleado?

Si has identificado alguno de estos comportamientos tóxicos en alguno de tus empleado tendrás que organizar reuniones cada cierto tiempo con el empleado en cuestión. Debes analizar su comportamiento y valorarlo para tomar una solución. En muchas ocasiones mantener una conversación es suficiente para erradicar este tipo de comportamientos.

Es importante que no se sienta acorralado intentando que tus palabras no suenen amenazantes. Deberás establecer un periodo de prueba para observar sus avances. Si, pasado un tiempo prudencial no ves que mejora, lo más aconsejable es que des por finalizada vuestra relación laboral.

cepymenews


TAMBIÉN PUEDES LEER: Reglas esenciales para elegir a un buen empleado para tu empresa

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.