Guía para realizar un estudio de mercado paso a paso (Estrategias 2019)

Cómo hacer un estudio de mercado
Cómo hacer un estudio de mercado

Si te preguntas cómo hacer un estudio de mercado, en este artículo recogemos algunos de los puntos más importantes para ayudarte por medio de esta guía.

Un estudio de mercado es una investigación para anticipar la respuesta de los clientes potenciales y la competencia ante un producto o servicio concreto, bien de cara a su lanzamiento bien de cara a su reposicionamiento en el mercado.

La falta de presupuesto no debe ser una razón para lanzarte sin realizar un estudio de mercado. Está en juego la supervivencia misma de tu empresa. Los expertos repiten hasta la saciedad que son muchas las veces que ven cerrar un negocio a seis meses de montarlos. 

El objetivo de un estudio de mercado es conocer el perfil y comportamiento del cliente objetivo, que a menudo se divide en distintos segmentos o nichos de mercado.

Así como determinar el tamaño actual y futuro del mercado, anticipar las reacciones de la competencia y proveedores e identificar posibles elementos que puedan llegar a transformar radicalmente el sector. Como por ejemplo la irrupción de una nueva tecnología o legislación.

Hay que resaltar que en la sociedad actual, más competitiva y cambiante que nunca, el estudio de mercado tiene mucha importancia ya que nos ayuda a saber en todo momento como están evolucionando nuestros clientes y competidores.

¿Cómo hacer un estudio de mercado?


Pasos a dar en tu estudio de mercado:


Recoge información

Vivimos en la sociedad de la información así que el primer paso de tu estudio de mercado debe ser recopilar y aprovechar toda la información ya publicada sobre tu sector. Para ello te recomendamos las siguientes acciones:

Información disponible en internet de  forma gratuita: localiza artículos e informes sobre la situación de tu sector, estadísticas y datos, censos.

Visitas las webs de las asociaciones de empresarios de tu sector, de la Consejería y los organismos oficiales relacionados con tu sector en tu Comunidad Autónoma, de los institutos nacional y autonómico de estadística, de las Cámaras de Comercio e Industria.

Información en internet sobre empresas del sector:

Visita las web de tus competidores y de empresas que se dedican a la misma actividad. Obtendrás información su estrategia comercial (productos, precios, comunicación, ofertas) y de su relevancia.

Información en internet de pago:

Las herramientas profesionales de análisis de posicionamiento SEO y SEM (Moz, Semrush, Sistrix) ofrecen información muy interesante.

Tanto sobre palabras claves dónde posicionar sobre cómo están funcionando tus competidores. Una suscripción de pago de al menos dos o tres meses sin duda puede merecer la pena y es asequible para cualquiera.

Ferias sectoriales:

Identifica en internet las ferias sectoriales relacionadas con tu actividad y acude a ellas, aunque tengas que viajar a Madrid o Barcelona.

Revistas especializadas:

Consigue las revistas impresas especializadas sobre tu sector que publican asociaciones, organismos y consultoras.

Información existente en la empresa:

Si tu negocio ya está en funcionamiento, recoge y analiza toda la información que ya existe en la empresa. Contabilidad, informes sobre ventas y producción, resultados de campañas publicitarias, contratos e informes anteriores, etc.


Observación directa

Por otro lado, el segundo paso de tu estudio de mercado consiste en observar lo que está pasando en el mercado. Te recomendamos las siguientes técnicas de bajo coste que puedes realizar de manera personal.

Recogida de datos de tráfico de un local: es fundamental si te estás planteando alquilar o comprar un local comercial.

Antes de hacerlo debes medir en distintos momentos del día el número de personas que pasa por delante. Esto, diferenciando por sexo, edad u otras características socioeconómicas. 


Posteriormente podrás completar esta información con una entrevista o encuesta.

Observación de clientes en establecimientos de la competencia:

Una buena manera de ir aumentando tu conocimiento de tu clientela es acudir a tu competencia y fijarte en como son y actúan sus clientes. Observa las características socioeconómicas, productos más demandados, impulsos y motivaciones de compra.


Cómo hacer un estudio de mercado: Con la entrevista

El tercer  paso de tu estudio de mercado es profundizar en el conocimiento de tu cliente objetivo y su comportamiento.

Estudia las características demográficas y socioeconómicas, opinión de nuestro producto o servicio. Así mismo, el grado de conocimiento.

Para conseguir la información que necesitas no hay nada mejor que preguntar. Y para ello puedes utilizar cuatro técnicas:

Las entrevistas en profundidad con algún experto del sector o algún cliente potencial te permitirán recoger bastante información.

No te olvides de preparar antes un guion donde detalles todos aquellos aspectos sobre los que quieres recoger información. Y si decides hacérsela a clientes, haz al menos 5.

Grupo de discusión: convoca a entre 5 y 8 clientes potenciales y preséntales tu idea o producto para que lo valoren. Esta técnica es buena para detectar motivaciones y reacciones. 

La encuesta: es un método más fiable pero tiene como principal inconveniente un mayor coste en tiempo si la haces tú o en dinero si la encargas.

 Cómo hacer un estudio de mercado
Cómo hacer un estudio de mercado


Cómo hacer un estudio de mercado:
Investiga y analiza tu competencia

El cuarto paso del estudio de mercado debe ser profundizar en el análisis de tu competencia. Hay dos motivos principales para estudiar a tus competidores:

Conocer quién está haciendo las cosas bien y quién no, lo que ayuda a identificar oportunidades de negocio, claves de éxito y tendencias de mercado.

La creación de tu negocio puede provocar una reacción de tu competencia. Sobre todo si le quitas clientela, por lo que es conveniente prever su reacción.


 Define tu target o cliente objetivo

Si has hecho un buen estudio de mercado podrás definir qué tipos de clientes componen el mismo y dividirlos en grupos afines.

Estos grupos de clientes son lo que se conoce como segmento o nicho de mercado, un grupo de clientes con unas características comunes: procedencia, poder adquisitivo, gustos, cultura, etc.

Debes elegir tu target o cliente objetivo, aquel o aquellos grupos a los que te quieres dirigir de forma prioritaria. Para adecuar después tus acciones de marketing a sus características y comportamiento de consumo.


Análisis DAFO de tu estudio de mercado

Todo estudio de mercado debe plasmarse en un informe final. Esta es la parte que a menudo más le cuesta a autónomos y pymes. Sobre todo si se trata de un estudio de mercado de carácter interno, que no va a ser presentado en ningún plan de negocio a personas de fuera.

Nuestro consejo es que al menos intentes redactar tres páginas con las conclusiones principales.

Con información de www.emprendedores.es

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.