Compromiso social, el reto más importante de las pymes

Compromiso social, el reto más importante de las pymes

Compromiso social, el reto más importante de las pymes. Javier Carmona, especialista en ética empresarial y miembro del Foro Provincial de Empresas Socialmente Responsables de Málaga, considera que las pymes precisan de compromiso social para lograr ser competitivas.

Cada vez más las pymes, principalmente las familiares, acogen políticas y estrategias de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Asimismo, lo hacen con gran agilidad y competitividad.

Para Carmona, la empresa española progresivamente es más socialmente responsable; y ha sostenido que España es uno de los países donde más certificaciones de calidad y de medio ambiente existen; lo que relaciona con que hay empresas muy vinculadas al turismo que «intentan» ser más eficaces.

La estrategia de RSC está muy unida a los ciclos de progreso continua y al ciclo de planificación. Tenemos una coyuntura económica en estos instantes que nos hace buscar soluciones alternativas y brindar un valor agregado al cliente, asegura.

Al mismo tiempo, considera que las carencias en este ámbito empresarial se hallan en la falta de personal, dedicación y tiempo para llevar a cabo un plan de RSC; y exponer los proyectos abordados, principalmente, en el caso de las pymes.

Compromiso social de las pymes, formación de los propietarios
Compromiso social de las pymes, formación de los propietarios

Compromiso social de las pymes, formación de los propietarios

Javier ha solicitado más formación para el propietario de la pequeña y mediana empresa; y que, a través de la administración, se proporcione «cierto reconocimiento» a aquellas que integran la RSC en sus empresas; ya que, como ha acentuado, «es un asunto voluntario».

Fortalecer el sistema interno: En cuanto a la ética empresarial, ha señalado en que lo primordial es fortalecer el sistema interno de la organización, su competitividad, su táctica como empresa y las consecuencias que da; puesto que cree que debería presumir un «valor agregado» de cara a grupos de interés, ya sean clientes, trabajadores o la sociedad.

(También puedes leer: Una guía para los pymes que necesitan ayuda de la UE)