Las medidas para mantener la imagen de una empresa requieren importantes inversiones financieras. Que sólo pueden permitirse un operador sólido en el mercado. La tendencia principal del mercado europeo de bienes de consumo, incluyendo sus segmentos de núcleo, como es el caso de los alimentos, reflejan un crecimiento constante. Y con esto, la tasa de consumo  pareciera aumentar aún más rápido. Es por eso que hoy en día algunos fabricantes se han vuelto los distribuidores y otros aún siguen usando los canales de distribución.

En la actualidad el comprador tendrá derecho a voto con su billetera para los alimentos tradicionales. La situación ha cambiado significativamente en comparación con los tiempos anteriores.

También podrías leer: ¿Sabías que una persona exitosa se realiza estas preguntas?

Incluso hoy en día, los compradores tienen tiempo a buscar con cuidado para evaluar la reputación de los alimentos. La confianza del consumidor se mantiene bastante estable desde 2015 pero el estado de ánimo de los consumidores puede ser descrito como moderadamente pesimista. La formación de un mercado de comestibles está estableciendo nuevos estándares y el comercio trae nuevos consumidores.

Hoy en día, el fabricante y los canales de distribución no sólo deberán poner los productos en la estantería y proporcionar una amplia gama. Es necesario proporcionar una excelente calidad del producto independientemente de la categoría de precios.

Pero el progreso en el comercio tiene un impacto no sólo en la relación productor-consumidor. Se ha producido un cambio cualitativo en la cadena de distribución de alimentos. Los vínculos comerciales independientes en la cadena de fabricantes y cadenas minoristas  hacen que los costos tiendan a trabajar directamente entre sí, dejando a mayoristas fuera del negocio.

Las empresas de distribución tienen que desarrollar los servicios de logística

Pero muchos mayoristas ya existen para este fin y cuenta con la infraestructura necesaria.

En esto, están muy por delante de los operadores profesionales. Ya que tienen su propia red de almacenes con el sistema de gestión probada y válida. Los contactos con los fabricantes y minoristas bien establecidos. La ventaja competitiva adicional obtenida por aquellos que se han especializado en una determinada categoría de productos es evidente.

Para la empresa de distribución,

El patrón establecido de interacción con el cliente, es tener una plantilla de gerentes de ventas profesionales. Que conocen a fondo los detalles de las características del mercado y de producto, los cuáles son capaces de vender y convencer a los clientes. En la logística existe tal posibilidad. Sin embargo, este esquema no siempre garantiza el éxito. El comprador al por menor está más preocupado por la aplicación de los acuerdos alcanzados con anterioridad, la calidad y la gama de productos. La reputación del fabricante, y no por quien entrega el producto o por el fabricante sobre el mostrador.

Sin embargo, en el mercado de la alimentación siguen habiendo suficientes empresas que no tienen la capacidad de vender productos de forma independiente al por menor o en principio, no aspiran a alcanzar ese objetivo. Se ven obligados a buscar los servicios de mayoristas que se encargan de la distribución. La necesidad de compartir parte de los beneficios es el menor de dos males.

En este esquema, la promoción tiene un inconveniente importante: el fabricante pierde el control sobre las mercancías, basándose en la reputación de la pareja.

También podrías leer:

¿Sabías que una persona exitosa se realiza estas preguntas? 2

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.