Jack Ma y su historia de éxito

Jack Ma
Jack Ma

Jack Ma, considerado el segundo hombre más rico de China según Forbes; fundador y director ejecutivo de Alibaba, la empresa de comercio electrónico más grande del mundo.

El magnate nació en Hangzhou, Zhejiang, el 10 de septiembre de 1964; comenzó a estudiar inglés de muy joven, conversando con angloparlantes en el hotel Hangzhou.

«Hace catorce años le pregunté a mi esposa si quería que fuese un hombre rico o prefería un empresario respetado». Ella, evidentemente, respondió un empresario respetado, porque nunca pensó que llegaría a ser rico», bromeó Ma en aquel momento.

Su compañía tiene el objetivo de crear 10 millones de negocios redituables y 100 millones de puestos de trabajo en los próximos 20 años.

Jack Ma
Jack Ma y su compañía Alibaba

Jack Ma proviene de una familia humilde, criado en la región de Hangzhou bajo las estrictas reglas marxistas del régimen comunista chino. Nunca fue muy buen estudiante, de hecho, suspendió dos veces el examen de acceso a la universidad.

Jack Ma no fue muy buenos en los estudios

Las matemáticas eran la asignatura que peor se le daba, él mismo ha reconocido en varias entrevistas que los números no son lo suyo. En cambio, siempre fue bueno en inglés, por lo que decidió estudiar magisterio. Comenzó dando clases de inglés por 12 dólares al mes.

Fue rechazado en más de 30 trabajos, antes de convertirse en uno de los hombres más ricos del mundo. Intentó entrar en la policía, pero fue rechazado con un frío «no sirves para esto».

Otro de sus grandes bastonazos, sucedió cuando intentó entrar a trabajar en la cadena de comida rápida KFC y de los 24 aspirantes al empleo fue el único que no lo consiguió.

También fue despedido de un McDonalds. Esto lejos de amedrentar le dio impulso para seguir superándose a sí mismo.

Dentro de su filosofía no entraba el quejarse y darse por vencido; y así lo dejaba patente con esta frase: «Un emprendedor, debe tener habilidades que le permitan aguantar los golpes del destino, y superar los inevitables fracasos».

Jack Ma siguió luchando por superarse a sí mismo; cuando tenía 35 años, fundó la empresa de comercio electrónico en internet Alibaba, con un capital inicial de 50.000 dólares.

La idea era contactar a los fabricantes chinos con empresas extranjeras, incorporando un método de compra segura que funcionaba con un sistema de puntuación a los vendedores.

Es una persona sencilla que nunca se rinde. La gente piensa que es tonto, pero él sabe lo que está haciendo. La gente debe tomarlo como ejemplo. Cuando lo veamos, pensar: “este es el hombre del que voy a aprender».