Cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo

Tu marca personal
Tu marca personal

El concepto de personas tóxicas es muy usado en la psicología actual, y aplica también para las relaciones laborales, pues este tipo de personalidad afecta gravemente el ambiente en el trabajo.

Por ello, te presentamos una serie de recomendaciones para manejar el contacto laboral con personas que presenten esta característica.

Te recomendamos leer: Cómo identificar a gente tóxica en el trabajo.

Pon límites 

Los límites son necesarios, sobre todo cuando nos encontramos en presencia de personas que no los conocen y no los respetan.

Las personas tóxicas tienden a sobrepasar límites y a no importarles, por lo tanto, es de suma importancia que tengas la determinación para establecerlos tú.

Expresa y da a entender cuáles son los comportamientos y actitudes aceptables, para el entorno de trabajo, y rechaza los comentarios negativos, o los rumores hacia los otros compañeros.

Los límites también los puedes colocar tú, a nivel personal, distanciándote de dicha persona o diciendo «¡basta!» cuando ya es suficiente de quejas.

No te lo tomes como algo personal

Ten en cuenta que las personas tóxicas son así con todo el mundo y que no es exclusivamente para ti, por lo tanto, evita tomarte de forma muy personal los malos comentarios o quejas hacia tu persona.

Recuerda que esta clase de personas tienden a sentirse víctimas de cualquier cosa, incluso si el error fue de su parte y hacernos sentir a nosotros como los culpables de dicha situación.

En la mayoría de los casos, los comentarios son auto-reflexivos y dichos al azar, solo con el afán de criticar o quejarse de algún error, así que ten paciencia y haz oído sordo a palabras con la intención de desprestigiar o desacreditar.

Habla con tu compañero de trabajo tóxico sobre sus actitudes

La comunicación es fundamental en estas situaciones, para no perder la cordura, y es importante que enfrentes a esa persona y le comentes lo que sientes tú y el equipo, con respecto a sus actitudes.

Con respeto ante todo y delicadeza, para evitar susceptibilidades, exprésale lo incómodo que te sientes con sus quejas, chismes y falta de interés en el trabajo.

Dale a entender, de la manera más gráfica posible, cómo sus actitudes afectan a todo el grupo, y has que reflexione de cómo se sentiría él o ella en la posición de las demás personas del entorno de trabajo. No olvides que la comunicación es la clave, y si te expresas adecuadamente, hay muchas probabilidades de que entienda y cambie su actitud.

También puede ayudarle mostrarle cómo dejar de ser una persona tóxica, ofreciéndole algunos consejos prácticos, para gestionar sus emociones y aprender a comunicarse mejor, y de forma más asertiva.

Desconéctate del trabajo cuando haya gente tóxica

La mejor manera de aliviar toda esa tensión, es tomándote un pequeño descanso o break de esa persona tóxica. Si tienes buenos amigos dentro del trabajo, sal a tomar un café después del almuerzo o a la hora de salida, o reuniros para almorzar, hablar y distraeros un poco.

Igualmente, es importante realizar alguna actividad recreativa después del trabajo; puedes optar por deportes, estudio o algo tan cómodo, como el cine.

Recuerda que estas situaciones nos colocan bajo mucho estrés y presión, y es necesario deshacernos de eso, antes de llegar a casa.

Practica deportes, sal con tu pareja o con amigos, fuera de la oficina, ve a clases de guitarra, o cualquier otra actividad que te apasione.

También puedes leer: Trabaja inteligentemente, no más duro.