Todo lo que debes saber para abrir una filial en España

abrir una filial en España

Si tu pyme o empresa está rindiendo frutos, generando incluso más de lo que esperabas, es momento que empieces considerar expandirte. Ampliar las fronteras de un negocio es sinónimo de éxito y prosperidad. Es por ello que abrir una filial es un paso importante para el crecimiento de cualquier negocio, ya que le permite extender su presencia hacia nuevos mercados.  

Cuando pensamos en la constitución de empresas en el extranjero, debemos antes realizar un buen estudio de mercado para determinar los países potencialmente interesantes para establecerse. Una vez realizado el estudio, es posible que se necesite crear ciertas relaciones con empresas internacionales para la obtención de financiamiento, materia prima u otros productos inherentes a la operatividad del rubro de la empresa en cuestión. 

Al momento de expandir las fronteras de una empresa, existen diferentes mecanismos  o fórmulas legales para llevarlo a cabo, los cuales se denominan de la siguiente manera: sucursales, filiales, oficinas de representación y establecimientos permanentes

En este artículo, hablaremos netamente las filiales . Te enseñaremos a diferenciar una sucursal y una filial. Por otro lado, te comentaremos cómo funcionan las filiales y te mostraremos cómo abrir una filial en España

¿Cuales son las diferencias entre una filial y una sucursal?

Erróneamente muchos confunden las filiales y las sucursales, se suele creer que son la misma figura, y la verdad es que tienen muchas diferencias entre ellas, por lo que es totalmente necesario aclararlos antes de considerar la constitución de sucursales y filiales. Por ejemplo las empresas filiales, son figuras independientes, que si bien es cierto están controladas por una «casa matriz» o holding pero no dependen de esta. Por su parte, las sucursales son establecimientos dependientes o secundarios de una «casa matriz», generalmente establecida en otro país. 

A continuación detallamos mejor las diferencias: 

  • Las empresas filiales poseen figura jurídica autónoma. Por otro lado las sucursales pertenecen a una división administrativa de una empresa matriz, por lo tanto no tienen figura jurídica.
  • Una empresa filial que se encuentre establecida en un país distinto al de su casa matriz, debe regirse bajo las leyes del país en cuestión. En el caso de las sucursales, se regirán de acuerdo a las normas donde se encuentre la matriz.
  • Las actividades de las empresas sucursales se desarrollarán en función de cumplir los objetivos de la casa madre. En cuanto a las filiales, establecerán sus propios objetivos y metas.  

¿Cómo funciona una empresa filial?

abrir una filial
Una empresa que se expanda refleja es un negocio de éxito

Las empresas filiales, son entidades independientes que poseen una «personalidad jurídica propia», pero está constituida, y es controlada directa o indirectamente a través de una casa matriz. La matriz suele poseer la mayoría de las acciones de las empresas filiales, y a través de estas, es que ejerce el control. 

La independencia de las empresas filiales estará determinada de acuerdo a ciertos niveles, por ejemplo: existen filiales que tienen libertad total en la toma de decisiones, y tan solo deben presentar resultados a la matriz; por su parte, están las filiales que ceden el control absoluto a su casa matriz, por lo que esta no decide prácticamente nada. 

Cabe destacar, que en temas de regulación, pago de impuestos y tributos, al ser figuras jurídicas autónomas, no dependen de la empresa matriz. Para complementar, las empresas filiales que se establezcan en un país extranjero, pero su matriz está en España, deben regirse bajo las normativas del país donde se encuentren. 

La expansión de las empresas hacia otras latitudes supone riesgos, ya que si en caso tal, la nueva empresa obtiene resultados desfavorables, la casa matriz puede verse afectada. Es por ello que las filiales son una excelente opción para las empresa que quieren probar suerte en otros mercados, ya que al ser figuras jurídicas distintas, los malos resultados que pueda tener la filial, no afectará en lo absoluto al holding

¿Cómo abrir una filial en España?

Crear una filial en España
Realiza un buen estudio de mercado antes de tomar una decisión

Si estás considerando abrir una filial en España, hemos preparado para ti, una sencilla lista de requisitos para que te orientes. Cabe mencionar, que lo más recomendable que que consultes con un asesor antes de tomar una decisión final. 

Pasos y requisitos para crear una sociedad filial en España

  1. La gerencia de la casa matriz debe estar al tanto de los intereses de crear una filial de su empresa y dar su visto bueno para la creación. Ese visto bueno se debe traducir en un acuerdo inicial. 
  2. En caso que dicho acuerdo se realice en otro idioma, se deberá traducir por un traductor jurado
  3. El consulado de España del país donde se ubique la casa matriz, debe certificar que el acuerdo se ha hecho bajo las reglas y leyes de dicho país
  4. Se debe solicitar un certificado negativo en el Registro Mercantil de España, para comprobar que el nombre que se desea usar para la empresa filial, ya no ha sido usado en España.  
  5. Es necesario crear una cuenta para depositar el capital social de la filial. En caso de que se trate de una sociedad limitada, el importe social debe ser de 3.000 euros como mínimo
  6. Seguidamente, se deben elaborar y establecer todos los estatutos de la sociedad filial
  7. Luego, se debe acudir a la notaría para realizar la firma de la constitución legal de la sociedad
  8. Una vez se tenga la escritura de constitución, se puede empezar a tramitar la solicitud del Código de Identificación Fiscal (CIF) provisional, además se deben empezar a pagar los impuestos correspondientes
  9. Se procederá a inscribir la filial en el Registro Mercantil más cercano al domicilio fiscal de la sociedad. Además, se debe inscribir en el Registro de Inversiones Extranjeras, ya que se trata de una inversión extranjera. 
  10. Por último, se solicitará el CIF definitivo, conjuntamente se tienen que realizar todos los trámites correspondientes a Hacienda, Seguridad Social, y cuáles fueran necesarios. 


Abrir una filial o una sucursal, puede ser un trabajo bastante arduo, pero que generará muchos beneficios a mediano y corto plazo. Bien sea que desea expandir las fronteras de tu negocio, o asociarte con una empresa extranjera para crear una filial en tu país, lo más recomendable es realices un buen estudio de mercado, además una buena asesoría de empresa nunca está demás. 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.