Análisis DAFO, conoce su importancia dentro de las empresas

Análisis DAFO, conoce su importancia dentro de las empresas
Análisis DAFO, conoce su importancia dentro de las empresas


El análisis DAFO es una herramienta sencilla con la que se obtiene una clara idea de las posibilidades reales del negocio. Supongamos que ya tienes una idea de negocio y estás decidido a hacerla realidad. De tal manera, que no hay que tomárselo a la ligera, se debe analizar concienzudamente las posibilidades del proyecto.

Así que, mediante herramientas sencillas como el análisis DAFO y el apoyo de profesionales se irán resolviendo dudas y concretando hacia dónde se pretende ir y conseguir.

En esa primera fase de autoevaluación, el análisis DAFO será una herramienta útil y fácil definiendo con claridad los puntos fuertes y débiles de la idea de negocio. Toma nota de estas claves porque te van a resultar muy útiles:

¿Qué nos aporta el análisis DAFO?

Por lo tanto, su denominación, DAFO, es el resultado de unir la primera letra:  de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. Haciendo un análisis lo más realista posible, hallarás las claves que pueden llevarte al éxito. O, en el peor de los casos, a reorientar una idea errada de negocio.

Aquí tienes, de una forma resumida y práctica, las claves para hacer tu propio análisis DAFO:

En primer lugar, identifica las debilidades a las que se enfrenta tu negocio y céntrate en las posibles desventajas con respecto a la competencia. Hazte las siguientes preguntas:

¿Qué habilidades me faltan para dirigir el negocio con éxito? ¿Qué aspectos puedo mejorar de la ubicación de mi empresa? ¿Cuento con las instalaciones adecuadas? Así como también, ¿Es adecuado el precio de los productos o servicios? ¿Tengo capacidad para financiar los posibles imprevistos? ¿Qué actividad supone mayor coste al negocio? Entre otras, de acuerdo a tu negocio.

Amenazas: un segundo aspecto es identificar las debilidades a las que se enfrenta tu negocio y céntrate en las posibles desventajas con respecto a la competencia. Por lo cual, hazte las siguientes preguntas:

¿Qué habilidades me faltan para dirigir el negocio con éxito? ¿Qué aspectos puedo mejorar de la ubicación de mi empresa? ¿Cuento con las instalaciones adecuadas? ¿Es adecuado el precio de los productos o servicios? Igualmente, ¿Tengo capacidad para financiar los posibles imprevistos? ¿Qué actividad supone mayor coste al negocio? ¿Qué pueden percibir mis clientes como debilidades o desventajas? ¿Por qué los clientes comprarían a la competencia y no a mí?

Fortalezas: Céntrate en las fortalezas de tu proyecto empresarial sin mirar a tu competencia. Por lo tanto, hacerte estas preguntas te ayudará a conocer los aspectos más fuertes de tu proyecto:

¿Qué ventajas tiene mi idea de negocio con respecto a las que ya existen en el mercado? ¿Con qué capacidades directivas cuento? ¿Qué puntos fuertes pueden ver mis clientes y proveedores en mi negocio? También, ¿Qué factores son los que facilitan la venta de mis productos o servicios? ¿Cuáles son las características diferenciadoras de mis productos o servicios?

Oportunidades: Contesta a estas preguntas y analiza qué ventajas puede tener tu marca en el mercado:

¿Puede mi negocio entrar en otros mercados o segmentos? ¿Como atraer a otro tipo de clientes distintos de los que ya tengo? ¿Puedo ampliar mi cartera de productos para cubrir nuevas necesidades de otros clientes? ¿Logro colaborar con mi competencia? ¿Existen nuevas ayudas para mi sector? ¿Pueden adaptarse fácilmente mis productos o servicios a nuevas tecnologías?  Respondiendo a estas preguntas descubrirás si estás preparado para emprender y si tu proyecto está en situación de crecer

(También puedes leer: Negocios con poca inversión, pero de gran ganancia)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.