¿Cómo desarrollar equipos de trabajo?

¿Cómo desarrollar equipos de trabajo?
¿Cómo desarrollar equipos de trabajo?


¿Cómo desarrollar equipos de trabajo? Conoce las cuatro etapas para lograr el alto desempeño de tus colaboradores. Diversidad, todos somos distintos, personas, equipos, empresas, miembros de una familia. Es un hecho, no lo cuestionamos.

Por otro lado, la inclusión es la capacidad que tenemos de “invitar a pasar” a los diferentes en los equipos, familia, grupos, etc. Esta última es una decisión.

Del mismo modo, están los diálogos internos, es esa voz que repica en nuestro interior, nuestro coaching interno o el crítico de cada una de nuestras acciones. Es la voz que estás escuchando en este justo momento que te dice: “¿diálogo interno? ¿de qué diablos estás hablando?”

Por otra parte, el estilo social, es la forma en la cual las personas hacemos de modo habitual algo, lo cual se refleja en las diferentes formas de ser y hacer las cosas. Nos comunicamos de forma diversa con unos y otros; sintiéndonos más o menos cómodos con algunas personas y no sabemos por qué. Posiblemente, sea porque formamos parte de un grupo de personas con estilos sociales diferentes.

Una vez que incorporaste el hecho de invitar a las personas del equipo y fuera de éste a participar activamente, respetando las diversas formas de pensar, ser y actuar. Con un diálogo interno que te resuene “vamos a desarrollarnos para ser un equipo exitoso y de alto desempeño” y considerando que es ineludible que cada persona entienda su propio estilo y el estilo de las personas que trabajan contigo.

Ahora bien, ya repasamos algunos conceptos básicos para conversar sobre los equipos de trabajo.

Existen equipos y equipos de trabajo. Los hay temporales, por ejemplo, cuando llevas a cabo un proyecto y permanentes, que son en la gran mayoría del tiempo. Los hay de bajo, mediano o alto desempeño. Las empresas buscan trabajar con equipos de alto desempeño, que entreguen lo mejor de sí para sobrepasar las metas planteadas.

Para lograr el alto desempeño, debemos desarrollar primero el equipo. Dirigir y desarrollar equipos es una tarea reconfortante, pero no siempre fácil. Por lo general, los equipos transitan cuatro etapas en el desarrollo: comenzar, recalcular, estabilizarse y crecer.

Al igual que cuando un equipo o un individuo transita las distintas etapas se producen cambios, el proceso de evolución de un equipo a la etapa de crecer se ve afectado por los comportamientos típicos y las emociones de cada etapa. Enfrentar las emociones lleva tiempo, pero es muy importante identificarlas y controlarlas para generar confianza.

Las emociones también pueden determinar el comportamiento. Para conducir efectivamente a un equipo a llegar a la etapa de crecer. Es preciso identificar los comportamientos individuales y las emociones que los acompañan e influir en el proceso de desarrollo del equipo para tener en cuenta las necesidades y las inquietudes de los integrantes.

Como líderes, es importante que sepan reconocer en qué etapa del desarrollo se encuentran sus equipos en este momento. Esto los ayudará a manejar la transición por las distintas etapas de la secuencia lo antes posible, para que puedan crecer y alcanzar; y mejor aún, exceder las metas propuestas del equipo rápidamente.

(También puedes leer: Ostracismo laboral, algo habitual entre los compañeros)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.