Por qué debería contratar un director financiero externo

razones para contratar un director financiero externo

La mayoría de las pymes desafortunadamente no sobrevive luego de los 2 primeros años de haber sido creadas. Son muchos los factores que pueden generar estos fracasos tan recurrentes, sin embargo, uno de los mayores problemas que enfrentan es el manejo o la administración financiera de este tipo de empresas. 

No es que sea imposible, y que ninguna pequeña o mediana empresa haya surgido bajo sus propios recursos, pues sí hay muchos ejemplos de emprendimientos que han alcanzado el éxito, con su propia administración. No obstante, a las cifras nos remitimos, entre un 50 y 80% de empresas que dejan de existir durante los primeros tres años. Y gran parte de este fracaso se debe a que los dueños de los emprendimientos piensan que pueden manejar, sin ningún tipo de ayuda o asesoría especializada sobre temas administrativos, contables y financieros. 

Por esa razón, es fundamenta que toda organización nueva o con ciertos problemas económicos, invierta una parte para contratar profesionales especializados, principalmente en temas de finanzas y gestión empresarial, que además de ayudar a tomar mejores decisiones, nos permitirá capacitarnos de cara al futuro, asesorarnos sobre la implementación de softwares contables o similares y mucho más. 

La verdad es que la administración financiera de una organización es fundamental para que esta se mantenga operativa y pueda pensar en crecimiento continuado. Por ello, perece la pena conseguir una asesoría o asistencia de un director financiero externo, que les permita salir del agujero o en todo caso, mejorar la estructuración interna de las finanzas de la organización, para potenciar el negocio.

En este artículo, queremos ofrecerte las mejores razones para contratar un director financiero externo en tu pyme, para ayudarte a mejorar el funcionamiento general de la organización. 

¿Quiénes son los financieros externos?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los directores financieros externos son profesionales en finanzas y en contabilidad que ofrecen sus servicios por contrato a empresas, bien sea para un proyecto o para atender una situación en específica dentro de la organización. Adicionalmente, ofrecen servicios de asesoramiento y asistenta técnica en áreas relacionadas a las finaliza, entre ellas:

  • Estructuración de presupuestos y deudas
  • Valoración general de la empresa
  • Integración de sistemas financieros

De acuerdo al contrato y al proyecto en el que estén trabajando, los directores financieros externos pueden trabajar tiempo completo o parcial. También, está la opción que trabajen desde su propia oficina, ofreciendo sus servicios a diferentes clientes al mismo tiempo, principalmente cuando tienen una despacho especializado u oficina. 

Estos profesionales gozan de sobrada experiencia en temas financieros y contables a nivel empresarial y corporativo, además manejan una gran cantidad de herramientas y software especializados para el apoyo de sus funciones. Asimismo, al codearse con diferentes departamentos y empresas, conocen muy bien el sistema y podrán ofrecer recomendaciones de calidad, para decisiones financieras más acertadas. 

Funciones de un director financiero externo

Un director financiero externo puede tener múltiples funciones dentro de la organización, dependerá la necesidad de cada una para la asignación de las actividades a realizar. De igual manera, a continuación, te describiremos las principales funciones que pueden desempeñar estos profesionales: 

  • Análisis financiero: posiblemente sea una de las principales tareas desarrolladas por estos profesionales, permitiéndoles a los gerentes identificar las oportunidades, amenazas y riesgos que tiene la organización, para luego mejorar la toma de decisiones. 
  • Asesoramiento financiero: los directores financieros ofrecerán asesoramiento y consejo a sus clientes, con la intención de mejorar el manejo y planificación financiera sobre la organización, tanto a corto, mediano y largo plazo. 
  • Estructuración de deudas:  pueden también organizar y estructural las deudas, se puede encontrar formas más eficientes de saldarlas, incluso de obtener financiación. 
  • Gestión del presupuesto: también puede desarrollar y gestionar el presupuesto adecuado para la organización, en función de las necesidades y posibilidades de la misma
  • Reportes financieros: este profesional generará reportes financieros exactos y oportunos, para colaborar con la toma de decisiones
  • Planificación de inversiones: al tener una idea precisa del estado financiero de la organización, con este profesional se podrá desarrollar un plan de inversiones para incentivar el crecimiento del negocio. 

Razones para contratar un director financiero externo

Si te estás planteando la idea de hacerte con los servicios de estos profesionales, hemos reunido las mejores razones para contratar un director financiero externo, partiendo de las enormes beneficios, que van desde el asesoramiento y capacitación profesional, información objetiva y optimización financiera de la organización.

Veamos entonces, por qué deberíamos contratar estos servicios: 

  • Ayudará a fortalecer la gestión financiera de la organización: gracias a su experiencia y capacidad, podrá establecer directrices para mejorar la gestión financiera y optimizar todos los procesos financieros del negocio.
  • Experiencia y conocimiento especializado: indudablemente los profesionales que brindan estos servicios, cuentan con una gran cantidad de tiempo trabajando en este sector, con una importante cartelera de clientes, por lo que podrán ayudarte mejor que nadie a poner en orden las finanzas de la empresa. 
  • Te ayudará implementar estrategias financieras adecuadas: un director financiero capacitado estará ahí para asesorar y crear estrategias acertadas en cuanto a los elementos financieros del negocio. 
  • Transparencia total: al no estar relacionado fraternalmente con nadie de la organización, solo ofrecerá datos y recomendaciones en pro del negocio, sin ningún tipo de prejuicios o temor. 
  • Ahorras tiempo para dedicarlo a la producción de la empresa: al no tener que estar pendientes de los temas financieros de la organización, podemos prestar más atención a los aspectos que más nos importan, es decir, a la producción y operatividad.
  • Puede ayudarnos a tapar una falta: en caso que nuestros colaboradores encargados del departamento contable o financieros de la empresa, se tengan que ausentar por vacaciones o baja médica, un director financiero externo puede cubrir temporalmente esta vacante. 

Como hemos visto, contratar a un director financiero externo puede ser una gran alternativa para cualquier organización, ya que proporciona experiencia y conocimiento especializado, una perspectiva objetiva, mayor flexibilidad y ahorro de costos, y mayor capacidad de enfoque en otras áreas del negocio.

También podría interesarte: Razones para contratar un seguro de decesos para empresas

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"