Los mejores beneficios de las tarjetas virtuales para nuestro negocio

Indudablemente, uno de los recursos financieros más importantes a través de los años son las tarjetas de crédito. Éstas nos proporcionan un medio “salvavidas” ante cualquier situación, en la cual no tengamos una cantidad específica de efectivo en nuestro poder. Bien sea para el pago de unos estudios superiores, para vacacionar o comprar algún electrodoméstico, etc.

Lo más interesante de todo, es que en los últimos años han tomado mucha más relevancia, gracias a la inmensidad de personas que realizan transacciones a través del Internet. Sin embargo, son muchos los que todavía tienen cierto recelo al comprar en los medios digitales, debido a lo sensible que puede resultar introducir datos bancarios en un formulario. Recordemos que, sólo con el número de tarjeta, la fecha de vencimiento y el código de CCV (que se encuentra en la parte posterior de la TDC) se pueden realizar compras y pagar servicios en los diferentes portales y plataformas de Internet.

En vista de que, inevitablemente el futuro de la economía mundial dependerá casi en la totalidad de las transacciones virtuales, los bancos y demás entidades financieras han desarrollado la tarjeta virtual. Una especie de tarjeta de débito o crédito, pero ausente de cualquier medio físico.

En este artículo, queremos hablarte sobre los beneficios de las tarjetas virtuales, así como de su funcionamiento y demás generalidades que necesitas conocer. Además, conocerás de Qonto, un neobanco que ofrece soluciones especiales para pymes y emprendedores.

¿Qué son y cómo funcionan las tarjetas virtuales?

las tarjetas virtuales
Las tarjetas virtuales son herramientas de pago que ofrecen innumerables beneficios para el usuario, el más notorio, la ausencia de un elemento físico (tarjeta) por lo que las transacciones son de carácter totalmente digital.

Las tarjetas virtuales son la solución que plantean los bancos e instituciones financieras para esta Era totalmente digitalizada. Son en sí, otro instrumento financiero más, con un funcionamiento muy similar al de las tarjetas de débito y crédito, ya que te permite realizar compras, transferencias y todo tipo de consultas en línea.

Como podemos imaginar, la principal diferencia entre las antes mencionadas y la tarjeta virtual, es que ésta prescinde del medio físico, por lo que es totalmente digital. Sirve para realizar pagos en comercios y servicios de manera electrónica bien sea para ti o para tu negocio.

Además, poseen un “fondo máximo de consumo” el cual nosotros mismos configuramos y no depende de ninguno de nuestros otros productos financieros, por lo que si alguien llegara a “robarla”, solo tendrá acceso a los fondos que nosotros hayamos dispuesto para ella.

Sin embargo, esta al igual que las “hermanas” físicas, poseen una numeración y fecha de vencimiento, así como su código de verificación o CCV. Ya que, evidentemente, esta información es la que vamos a necesitar para realizar las compras y pagar los servicios en nuestras transacciones digitales.

El funcionamiento de las tarjetas virtuales es tan simple como cualquier que hayamos realizado hasta el momento. Un ejemplo, si tenemos un monto máximo de 200 euros y deseamos realizar una compra por Internet, esta solo nos permitirá gastar hasta ese límite dispuesto.

Asimismo, haciéndole honor a su nombre, todas las solicitudes, gestiones y configuraciones se realizan a través de Internet. Inclusive podemos configurarla con nuestro móvil, para realizar pagos en cualquier establecimiento físico, a través de un código QR.

¿Cuáles son los beneficios de las tarjetas virtuales?

tarjetas virtuales
Puesto que el futuro de la economía mundial dependerá casi en totalidad de transacciones virtuales, las entidades financieras han desarrollado una serie de elementos digitales adaptados a la Era moderna que vivimos.

Ya lo hemos dicho, estamos en la Era de las compras por Internet. Desde hace un tiempo que se estaba volviendo muy común comprar nuestro teléfono móvil o renovar nuestro televisor usando alguna plataforma de ventas de Internet.

Sin embargo, con la aparición de la pandemia por COVID-19, esto prácticamente se expandió de manera global y ahora hasta el alimento de nuestra mascota o el abono del jardín se compra de manera online. Esto también ha abierto muchas puertas para que los inescrupulosos realicen sus fechorías y estafas.

Las instituciones bancarias y financieras están al tanto de ello y con las tarjetas virtuales intentan “evitar” este tipo de situaciones tan incómodas, lo peor de todo, tan frecuentes. Obviamente, estas se desarrollaron especialmente para incrementar en gran medida la seguridad, eliminando el medio físico tan “expuesto” y sujeto a robo.

Por otro lado, al ser un producto totalmente digital, todo el funcionamiento, configuración y consultas se hace en tiempo real, generalmente usando una app para móviles o si bien, a través de un navegador web. Esto te permitirá detectar de manera inmediata, cualquier movimiento extraño e invalidarlo en el acto.

Pero los beneficios de las tarjetas virtuales no acaban allí, ya que ofrecen un sistema de verificación o autenticación en varios pasos, antes de realizar alguna compra o pago. Bien sea a través de un código enviado a un SMS, CCV aleatorio, entre otros.

Para resumir, conozcamos las mejores ventajas y beneficios de las tarjetas virtuales:

  1. Mayor seguridad: ofrecen un un grado de seguridad mucho mayor, ya que no necesitarás cargar con efectivo o con tarjetas físicas.
  2. Facilidad y rapidez en las operaciones: otro elemento importante a destacar, es que se pueden realizar cualquier tipo de operaciones de manera inmediata, las 24 horas del día y los 365 días del año. Incluso podrás pagar en comercios físicos, usando tu teléfono móvil.
  3. Tendrás un mejor control de los gastos: sabemos que las tarjetas de crédito suelen ser un dolor de cabeza para aquellos que tienen problemas con las compras compulsivas. Con este tipo de tarjetas, tú mismo podrás colocar límites a través de la app para móviles. Así como también, tendrás acceso a los estados de cuenta y movimiento en tiempo real.

¿Por qué Qonto es la mejor opción para el financiamiento de pymes?

Qonto
Qonto, un neobanco que brinda soluciones de financiamiento para pymes, emprendedores y autónomos.

Sin lugar a dudas, las tarjetas virtuales son el mañana y el futuro del financiamiento mundial, es por ello que muchas empresas financieras han empezado a formalizar y ofrecer este tipo de recursos a todos sus clientes. Un claro ejemplo de ellos es Qonto, un neobanco (banco digital) que hace especial énfasis en el financiamiento de pymes, emprendedores, startups y autónomos.

Qonto brinda a todos sus clientes una transparencia total en todos sus recursos y productos financieros. Recordemos que, muchas empresas financieras suelen ofrecer “soluciones y cuentas gratuitas”, pero en las letras pequeñas vienen una gran cantidad de comisiones sobre los movimientos.

En Qonto, los clientes pueden abrir una cuenta de empresa, pagando una cuota mensual fija, así como también todos los detalles sobre gastos adicionales derivadas al mantenimiento o gestión de la cuenta. El costo de apertura de va desde los 9 euros en adelante, con diferentes plantes y servicios incluidos, entre ellos:

  • Apertura de cuentas de manera online 
  • Primer mes del servicio totalmente gratis
  • Tarjetas de débito físicas
  • Tarjetas virtuales
  • Compatibilidad con Apple Pay y Google Pay para realizar cualquier pago virtual
  • Gestión y administración de cuenta a través del teléfono móvil mediante una app especial o si bien, desde el navegador desde nuestro ordenador
  • Herramienta de gestión que permite conectar cuentas profesionales con CRM para la administración y automatización de pagos de nómina y facturación 

Como hemos visto, los beneficios de las tarjetas virtuales son indudables, bien sea desde el punto de seguridad o por la comodidad para gestionar nuestras compras en el mundo virtual. Y qué mejor opción para solicitarla que a través de Qonto.

También podría interesarte: Sigue estos consejos si quieres conseguir un préstamo hipotecario

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"