Cualidades para tener en cuenta cuando escoges a tus socios

Cualidades para escoger a tu socio
Cualidades para escoger a tu socio

Cualidades para tener en cuenta cuando escoges a tus socios. Es fundamental tener una idea transformadora y satisfacer una petición del mercado. Pero también es esencial contar con el o los socios correctos para lograr que la empresa progrese y avance.

Según estudios, aun no oficiales, pero que apuntan a que el 25% de las empresas que naufragan lo hacen por discrepancias entre los socios.

Inclusive en pleno remolino de inversiones y financiación aparecen las disconformidades entre inversionistas, administradores, y socios. En el momento de encontrarse con asuntos afines con la gestión del negocio, variación de servicios y productos.

Por la entrada o salida de socios, por encontrarse nuevos mercados. La percepción corporativa de los socios no es eternamente la misma y en ocasiones de ahí surgen las iniciales diferencias.

Por lo tanto, una de las sugerencias para evitar posibles frustraciones es que los socios legalicen una alianza de socios en el que se pronostican posibles escenarios que pueden llegar a suscitarse. Y se establezca desde el principio cómo se va a proceder o los contextos de salida.

Es preferible pronosticar desde el inicio cómo se van a corregir posibles problemas que conseguirán llegar o no. Que resolverlos cuando la relación entre los socios está hostil. Otro aspecto clave es concretar muy bien desde el principio los compromisos y áreas de acción de cada socio.

Atinar con la escogencia de un socio empresarial o financiero no siempre es sencillo.

Aquí se resumieron algunas cualidades que se deben considerar para escoger adecuadamente y sin arrepentimientos al nuevo socio

Estar conscientes de valor de cada uno, lo que verdaderamente puede o sabe aportar.

A Napoleón se le engancha aquella máxima de que:

el hombre es como un número: sólo tiene valor por su posición”. Por mucha amistad y considerable frenesí que exista, al momento de emprender, la realidad señala que cada socio tiene un valor y que no cualquier socio valeBonaparte

Es trascendental conocer el valor que aporta cada uno de los socios a la empresa. Aquello en lo que va a favorecer y aquello que no le puedes solicitar, sus plazas de experiencia o relaciones.

No todos los socios pueden hacer lo mismo ni sirven para lo mismo. Los socios deben admitirse tal cual son, y ser consecuentes de sus virtudes y sus defectos. Conviene conocerse y deben descifrar las conductas que se originan a su alrededor en función de cómo sea cada uno para impedir asombros.

Continua