Grandes errores de gestión de una pequeña empresa

Grandes errores de gestión de una pequeña empresa
Grandes errores de gestión de una pequeña empresa

99Desing funciona de la siguiente manera: si un cliente necesita un diseño para su empresa, este publicará las características necesarias para el mismo en 99Designs y estas se enviarán a los diseñadores registrados en la plataforma, quienes competirán entre ellos para ganar el proyecto.

No existe un manual definitivo sobre la creación y gestión de una pequeña empresa. Es una de esas cosas que, inevitablemente, sólo se aprende a través de la propia experiencia. Sin embargo, los éxitos y los fracasos de los demás, pueden proporcionarnos información muy valiosa que nos guiará en su camino.

Por ello, en el articulo de hoy te traemos los cinco mayores errores que se cometen cuando se gestiona una pequeña empresa.

Errores de gestión de una pequeña empresa

Grandes errores de gestión de una pequeña empresa
Grandes errores de gestión de una pequeña empresa

1.Subestimar el esfuerzo

En los negocios, las cosas rara vez salen exactamente como se planifican, llevan más tiempo de lo esperado y casi siempre requieren más recursos para completar lo previsto. Ser consciente de esto permite planificar con mayor eficacia y aliviar un montón de sorpresas y mitigar el estrés.

En estos casos, debemos estar preparados, y hacer las cosas lo más simple posible y tratemos de delegar los aspectos secundarios tan pronto como sea posible.

2. No tener un plan

No es necesario un largo y detallado plan de negocios, pero sí un guión, un mínimo plan sobre hacia dónde enfocar los esfuerzos. Sin uno se toman decisiones reactivas y sin perspectiva. Por lo que se necesita un enfoque, una estrategia para usarlo como guía y punto de referencia. Siga su plan como faro para no estrellarse con el interminable aluvión de tareas diarias.

3. No ser ágil

Sólo porque tenga un plan, no significa que todo salga según lo previsto. Es importante tener un enfoque claro, pero es igualmente importante ser flexible. Es esencial ser muy consciente de lo que está y no está trabajando, a menudo el negocio inicial no será el definitivo, se transformará, cambiará y evolucionará. Tengamos los ojos abiertos a las oportunidades y las posibles amenazas. Esté dispuesto a cambiar su enfoque en lo que está trabajando.

Sea flexible y camine hacia donde está el dinero, no donde usted quiere que esté. Entre las ventajas de ser pequeño es que se puede adaptar rápidamente. Esté abierto a la retroalimentación que reciba del personal, los clientes y competidores, y esté dispuesto a corregir el rumbo.

4. No valorar la contratación de ayuda en la gestión de una pequeña empresa

Cuando se ejecuta en una pequeña empresa, hay una tendencia a querer hacer todo uno mismo. Parece lógico para ahorrar dinero y mantener el control, pero estas dos motivaciones pueden ser muy limitantes. Cuando usted está en contacto y en sintonía con la realidad de lo que está bien y mal se va a colocar a sí mismo y a la empresa en el contexto mejor posible para el éxito. Haga lo que haces bien y piense en contratar aquellas áreas en las que es débil.

Vía: Pymesyautonomos


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Estoy preparado para emprender?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.