Tarjetas de crédito ¿Cuál es la forma más adecuada de usarlas?

Tarjetas de crédito ¿Cuál es la forma más adecuada de usarlas?
Tarjetas de crédito ¿Cuál es la forma más adecuada de usarlas?


Numerosas personas tienen diferentes mitos acerca del uso de sus tarjetas de crédito. Sobre las cuotas, los lugares donde se debe usar y los pagos. Pero, ¿cuál es la mejor forma para beneficiarse de este dinero prestado por los bancos y salir ganando?

Las tarjetas de crédito en la actualidad son una parte muy importante del negocio de las entidades financieras. Así mismo, una de las formas predilectas por las personas para hacer sus compras; o contar con el dinero cuando no cuentan con el efectivo oportuno.

A continuación, te contamos cuales son las formas de usar las tarjetas de crédito de forma inteligente:

Usa la tarjeta de crédito para compras u otros gastos la primera semana posterior al día de corte. Por ejemplo, si el banco emite la factura de cobro de tu tarjeta el primero de febrero, usa la tarjeta después de esa fecha y no los últimos días de enero; para que esos gastos no se carguen a la factura que te llegará a mediados del mes próximo. El tiempo entre la fecha del consumo y el pago de la cuota es más extendido y de esta forma es posible establecer mejor las cuentas.

Realiza el pago del monto total consumido en una sola cuota (en un solo mes): siempre que tu capacidad de pago lo permita. De esta forma no tendrás que pagar intereses por el financiamiento.

Cancela un poco más del pago mínimo cada mes. Aunque el pago mínimo es una buena opción que el banco brinda a los usuarios para ir abonando a la deuda adquirida con su tarjeta. Lo que se recomienda es pagar al menos 3 veces el mínimo para ir reduciendo el saldo de la deuda y pagar menos intereses por ella.

Ten máximo dos tarjetas de crédito. Cuando tienes más tarjetas, el peligro a perder el control de tus cuentas; a la clonación y a sufrir fraudes electrónicos crece exponencialmente. Tener dos tarjetas de crédito, puede resultar beneficioso para futuras referencias crediticias que pudieras necesitar. 

Paga tu tarjeta de crédito antes de la fecha de vencimiento. Pagar de modo anticipado evita el riesgo de pasar por alto la fecha de pago y tener que pagar intereses moratorios por el atraso. Igualmente, reduce los intereses de las compras diferidas a varias cuotas.

¡No lo gastes todo! Siempre mantén una reserva del cupo de tu tarjeta de crédito disponible para posibles imprevistos o emergencias.

(También puedes leer: Ventajas de los pequeños negocios)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.