Los mejores consejos para conseguir una financiación rápida para pymes

consejos para conseguir una financiación rápida

Hay momentos de la vida que, por una u otra razón vamos a necesitar préstamos inmediatos para salir de una situación. En el caso de las pymes, lo mismo ocurre; bien sea para pagar a los colaboradores en un momento de crisis, para expandir o remodelar la oficina e incluso para impulsar algún producto o servicio nuevo. Sea cual sea la razón, un crédito siempre es una gran opción.

No obstante, bien sabemos que, en algunas ocasiones no resulta para nada sencillos para algunos emprendedores encontrar un préstamo de manera rápida. Por esa razón, hemos preparado este artículo para mostrarte algunos consejos para conseguir una financiación rápida para pequeños y medianos empresarios.

En artículos anteriores, hemos hablado de los créditos rápidos como alternativa interesante en situaciones especiales. Y es así que, gracias a la facilidad para acceder a ellos, los pocos requisitos que se necesitan para solicitarlos y por sobre todo, la rapidez que son otorgados, pueden suponer una gran solución financiera. Refresquemos un poco más sobre este tipo de financiación especial.

¿Qué son préstamos inmediatos?

Los préstamos inmediatos o también conocidos como créditos rápidos, son un tipo de financiación, generalmente disponible a través de diferentes plataformas en Internet, las cuales ofrecen a los usuarios una financiación prácticamente a instante, sin impedimentos o requisitos adicionales. 

Estos préstamos son otorgados en períodos no mayor a 24 horas, de forma totalmente Online e incluso los 24 horas del día y los 7 días a la semana. En cuanto a la cantidad ofrecida, dependerá en primera instancia del la entidad y en segundo lugar, por el tipo de usuario que sean, siendo los recurrentes los que tengan mayor capacidad crediticia. No obstante, generalmente se ofrecen desde 500 a 10.000 euros. 

Conociendo el monto máximo otorgado, el usuario podrá solicitar una cantidad determinada. Una vez se haya otorgado el préstamo inmediato, el cliente adquiere una obligación legal para la devolución del total del capital pactado en el contrato, así como también, deberá respetar todas las condiciones negociadas en el mismo. 

Esté tipo de financiación rápida, fue ideada para todo tipo de persona o negocio, que desee o necesite un impulso económico en un momento de apremio. Al tener tantas facilidades para ser otorgado, obviamente tendrán una serie de comisiones e intereses elevados, superiores a cualquier otro tipo de financiación. Por esa razón, son totalmente y exclusivamente recomendados, para quienes realmente los necesiten. No obstante, no queremos decir que será necesario probar o demostrar para qué necesitamos el dinero, pero si hacemos un llamado de atención, para no endeudarnos en vano.

Adicionalmente, debemos tomar en cuenta que, la mayoría de empresas y entidades que ofrecen este tipo de servicio de financiación, por normal general no están supervisadas por el Banco de España. Ojo no quiere decir que estén fuera de lo legal, sino que, para ejercer este tipo de actividades, no necesariamente debe estar registrada como una entidad crediticia, sino es que de libre ejercicio. 

Consejos para conseguir una financiación rápida para pymes

conseguir una financiación rápida para una pyme
El mejor consejo para conseguir una financiación rápida para una pyme es ser siempre puntual con los pagos.

Hablábamos que, conseguir una financiación rápida para pymes en España no es como pelar mandarinas, sin embargo, tampoco es misión imposible. Lo primero que debemos tener bien presentes es que, entrar a cualquier plan de financiación, sin importar de donde venga, es necesario tener siempre un respaldo económico que nos pueda permitir, cumplir con las cuotas, sin caer en bancarrota.

Otro detalle muy importante que debemos tener en cuenta, será necesario que realices una buena investigación de todas las compañías, organizaciones y entidades que estén otorgando crédito, inclusive si son de capital privado o público. En dicho estudio, debemos conocer el tipo de crédito que ofrece, sus intereses, plazo y características adicionales. Con eso, podemos elegir a la compañía que brinde los servicios que más se acerquen a las necesidades de nuestra pyme. 

En el caso de decantarnos por préstamos inmediatos, debemos tener presentes que tanto la rapidez que son otorgados, así como la falta de requisitos, tendrán también una serié de costos adicionales relativamente altos, por lo que debemos ser muy cuidadosos a la hora de solicitarlos. 

Sin más antelación, aquí te brindamos algunos consejos para conseguir una financiación rápida para tu pyme sin mayores contratiempos: 

1. Lee en detalle el contrato ofrecido

Si bien es cierto, en nuestro proceso de investigación inicial ya más o menos debemos tener en cuenta de las condiciones de servicio de la empresa y crédito elegido, es importante que leamos en detalle el contrato ofrecido. Mucha información que está contenida en el contrato, por temas comerciales no están en la publicidad del servicio, por eso debemos tener especial cuidado con lo que aceptemos. 

Lo más importante es verificar en qué nos estamos comprometiendo y sus excepciones. Allí deben también estar contenidas las penalizaciones, comisiones o cargos extras, así como también, si existe la capacidad de amortizar la deuda o pagarla en totalidad antes de que se venza el plazo acordado. 

2. Elige el plazo y monto correcto

Teniendo ya, la posibilidad de encontrar la financiación rápida que tanto necesitabas, ahora debes acordar cuánto realmente necesitas y cuándo podrás pagarlo en totalidad. Un error que comenten mucho al momento de solicitar un crédito rápido, es alargar mucho las cuotas, esto hará que el interés sea mayor, permitiendo incluso, que lo que vas a pagar en interés, sea incluso más que el monto inicial solicitado.

Por otro lado, si hacemos que las cuotas sean muy cortas, sin tener el capital financiero, podría resultarnos un verdadero problema en nuestras arcas. Por esa razón, es importante calcular cuánto podemos pagar y así, mantener un buen historial crediticio. Por otro lado, en cuanto a la cantidad, no debemos emocionarnos con la posibilidad de tener un dinero extra, muchas veces eso nos termina pegando muy fuerte en nuestras finanzas. Siempre debemos solicitar, exclusivamente lo que necesitamos y más, si se trata de una financiación inmediata.

3. Mantente al día con los pagos

Una excelente manera de conseguir una financiación rápida para nuestra pyme es mantenernos al día con nuestras obligaciones crediticias. No hay nada que una entidad bancario o empresa dedicada al préstamo valoren más que un cliente puntual en sus pagos. Esto sin duda hará que, en cualquier circunstancia estos no dudarán en volver a prestarnos e inclusive, nos ofrecerán tasas de interés especiales, con montos mucho mayores.

  Como hemos visto, solicitar un crédito rápido no es difícil, lo complicado aquí es saber cuál y cómo elegir el adecuado. Esperemos que, con estos consejos para conseguir una financiación rápida, puedan ayudarte a ti y a tu negocio, en un momento de apremio. 

También te puede interesar: Conozcamos las principales funciones del departamento de Recursos Humanos

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"