¿Qué debemos considerar de los precios en una crisis?

Es importante que al momento de referirnos a los precios no sólo pensemos en términos de los precios, de mayor o menor aumento. Sino ampliar la gama de variables que se tienen en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre el precio y más en una situación de crisis (fijar un precio para algo en particular). Es importante evaluar esta serie de acciones que debemos tomar al momento de una crisis ya que toda pyme y hasta grandes empresas podrían pasar.

El administrador puede manejar diferentes variables en función del mercado, la empresa, el producto, la competencia y así sucesivamente. Para las empresas que operan en el mercado de bienes de consumo (el rápido movimiento de estos bienes), el siguiente artículo propone la asignación de algunas acciones urgentes que han de adoptarse en la revisión de la política de precios. Ellos le ayudarán a establecer el precio correcto.

Mejorar los márgenes de rentabilidad de las ventas (Margen bruto)

El objetivo principal de un negocio es traer beneficios a sus propietarios o accionistas. Aunque parezca increíble, a menudo los directores de marketing tienen que recordar este tema y señalar que una empresa no es una forma de participar en una organización de caridad (por desgracia). Por lo tanto, cuando es absolutamente necesario pensar en las condiciones de dependencia de las importaciones para aumentar los precios, debe tener en cuenta que se debe:

Alinear los márgenes al nivel anterior. Si su producto tiene cierto valor añadido y es una marca estable, la marginalidad del sacrificio debe ser en lo más mínimo, incluso en una crisis.

Podrías leer: ¿Sabías a que se refieren cuando dicen “emprendedor social”?

Usar una única acción con los precios al momento de tener una crisis, es un grave error que cometen las pymes

Pensar en el derecho a posicionar su producto. Establecer un precio contra los competidores que también se ven obligados a revisar sus precios.

Sin embargo, hay excepciones cuando la prima de la compañía decide trasladarse al segmento del precio medio superior. Por ejemplo, la empresa L’Oreal entró en el segmento de productos medios para y después del afeitado (marca Men Expert). Aun elevando los precios son mucho más bajos que los competidores (Gillette y Nivea for Men).

Centrarse en lo más vendido

Como parte de la optimización de la gama es también posible evaluar la posibilidad y la necesidad de crear múltiples segmentos. En una crisis, el ejemplo del mercado de bienes de consumo sirve para poder ver escenarios en los que los consumidores simplemente abandonan cualquier categoría de productos, debido a su alto coste.

Quizás no querían cambiar a marcas más baratas (por ejemplo, como está sucediendo en el mercado de para después del afeitado) pero el sistema de mercadeo les obliga. Por lo tanto, la existencia de dos niveles de precios puede ayudar a mantener a sus clientes fieles a la marca.

Para que los consumidores sensibles al precio puedan cambiar a una oferta de productos similares, más baratos pero de su marca favorita (esto podría ser, por ejemplo, otro paquete o algo simplemente funcional).

Podrías leer:

Importancia de contar con buenos profesionales

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.