Uniforme de trabajo: mucho más que una pieza de marketing

uniforme de trabajo

El uniforme de trabajo es una pieza fundamental dentro de cualquier organización. En realidad, es una herramienta muy subestimada por muchos. No solo se trata de un elemento para dar imagen corporativa, sino que sinónimo de bienestar para el trabajador. Según estudios, un colaborador de una empresa siente mayor autoestima al llevar una ropa de trabajo, incluso su productividad aumenta hasta un 30%. Adicionalmente, le aporta un grado mayor de seguridad e higiene, para evitar cualquier riesgo durante la faena laboral. 

Todo trabajador por norma debería gozar de una indumentaria de trabajo adecuada de acuerdo a sus obligaciones. Cada trabajo desempeñado, incluso el de oficinista, debería contar con una ropa de trabajo acorde a sus funciones. No solo por el simple hecho de darle uniformidad a la empresa que, en sí, ya es bien importante, sino que debe otorgarle total comodidad y seguridad. Esos elementos son trascendentales para el correcto ejercicio de las funciones de un trabajador. 

En tal sentido, cada uniforme empresarial debe ir acorde al sector donde se desempeñe el trabajador, por ejemplo; una persona que trabaje bajo las inclemencias del sol, no puede tener el mismo uniforme que una dedicada a realizar exámenes de laboratorio clínico. Cada uno, deberá ser diseñado de acuerdos a las necesidades, y riesgos que puedan suscitarse durante la jornada laboral.  

El uniforme de trabajo es una herramienta de seguridad para el trabajador

Está claro que la implementación de un uniforme de trabajo, beneficia tanto a las empresas como a los empleados de la misma. Un uniforme aporta seriedad, prestigio e identidad para la empresa, pero también es un tema de seguridad y responsabilidad profesional para el trabajador. El uso de la ropa de trabajo, puede evitar que accidentes de trabajo relacionados a cada rubro, se conviertan en tragedia. 

Para algunos trabajos más que otros, el uniforme de trabajo es totalmente obligatorio, debido a todos los riesgos y condiciones en los que se expone el colaborador. Por ejemplo; el uniforme de médicos, técnicos electricistas, bomberos, etc. Cada uno de estos, tendrá una indumentaria fabricada especialmente para disminuir los riesgos de accidente que puedan tener en el trabajo. 

Todo empresario responsable, debe invertir principalmente en mantener la seguridad de sus trabajadores. La herramienta principal en estos casos, es implementar la ropa de trabajo específica para cada función que estos ejerzan. Recordemos que el trabajador, es el bien más valioso de todas las empresas. 

Un trabajador con un uniforme laboral de calidad, se sentirá mucho más seguro y conforme al momento de realizar sus funciones. Imaginemos un obrero que deba hacer desvíos en una carretera, pero que tenga ropa oscura y de poca visibilidad. Esto hará que el trabajador no quiera realizar sus funciones. En estos casos, lo recomendable es que use uniformes llamativos, con tiras reflectivas para que sea más visible, y el trabajador tenga menos probabilidad de sufrir un accidente.   

Tipos de uniformes de trabajo de acuerdo al nivel de seguridad

la ropa de trabajo es una herramienta más
La ropa de trabajo es una herramienta más

Como hemos venido comentado, cada trabajo requiere una indumentaria de trabajo distinta, que prevenga cualquier accidente o riesgo laboral que pueda existir. Es imprescindible conocer cada factor de riesgo en que estará expuesto cada trabajador, de esta manera disminuiremos cualquier riesgo de accidentes lamentables. 

Hemos preparado una pequeña lista con los uniformes laborales de seguridad más comunes:

  • Ante situaciones de temperatura extrema: en estos casos se requiere de ropa totalmente resistente al calor, al fuego y a las salpicaduras de elementos derretidos. Estas prendas deben, no solo soportar las inclemencias de la temperatura, sino evitar que el fuego se propague. 
  • Protección ante riesgos biológicos y químicos: este tipo de prendas debe evitar que ingresen partículas con potencial tóxico para el trabajador. Por otro lado, deben ser con tejidos antibacterianos, para evitar el contagio con agentes biológicos peligrosos para el ser humano. 
  • Contra riesgos mecánicos: deben ser fabricados con tejidos totalmente resistentes a cortes, arañadoras, pinchazos y cualquier riesgo similar
  • Vestimenta de alta visibilidad: son fabricadas con materiales de colores fluorescentes y con tiras reflectivas, con el fin de que puedan permitir la presencia del trabajador, incluso en lugares de poca luz. 
  • Ropa para antiestática y de protección contra descargas: son usadas generalmente por los trabajadores que trabajen el sector energético; y son fabricadas con materiales que eviten cualquier riesgo eléctrico.
  • Riesgo médico: para el personal sanitario es de vital importancia el uso de un uniforme adecuado que evite la diseminación de microorganismo potencialmente peligrosos. Esos uniformes son la principal defensa que tiene el personal sanitario, por lo que es imprescindible su implementación correcta para el cuidado de nuestros médicos. 

Como hemos visto, el uniforme de trabajo es más que una pieza de mercadotecnia, es en sí una herramienta de trabajo que todos debemos implementar. No importa, cuál sea el trabajo, es posible que un tipo de ropa de trabajo, haga que tu colaborador se sienta más cómodo y seguro, por lo que su eficiencia de trabajo se incrementará. 

También te puede interesar: Importancia del un buen plan de continuidad del negocio

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.