Ventajas y desventajas de ser autónomo

ventajas de ser autónomo
Cada decisión de tu negocio será totalmente tuyo.

La actual coyuntura mundial generada por la crisis del nuevo coronavirus, no solo ha cobrado millones de vidas, sino que también ha dejado a muchos más sin un empleo formal. Afortunadamente, algunos han sabido aprovechar la situación y sacar partido de las nuevas normas sociales por su propia cuenta, creando ingeniosos y lucrativos emprendimientos. Si bien es cierto, no todo es color de rosas al momento de emprender, hay muchas dificultades que hay que superar y sobre todo, esfuerzo y dedicación. En esta oportunidad, hemos preparado un artículo para mostrarte las ventajas y las desventajas de ser autónomo

Como todo en la vida, todo tiene sus partes positivas y sus muchas tanto negativas también. El hecho de emprender es una decisión que no puede ser tomada a la ligera. Debe existir una preparación previa, tener las ideas bien claras y por supuesto, un gran proyecto respaldado por un buen capital. Aun así, el camino estará lleno de baches y de tropiezos, solo los más hábiles y decididos siguen adelante hasta alcanzar el éxito. 

Por otro lado, el hecho de ser autónomo representa la «libertad» que todos deseamos al menos una vez en la vida. Ojo, «libertad», ya que, necesitarás invertir mucho más tiempo, esfuerzo y dedicación, por lo que posiblemente te llegues a desgastar más. No obstante, toda esa inversión será para ti, por lo que los frutos también serán solo tuyos.

Si en este momento, te encuentras en la difícil diatriba de emprender, lo mejor es que conozcas cuales son las ventajas y desventajas de ser autónomo antes de tomar una decisión final. Al conocer todos los riesgos y las oportunidades, podrás evaluar de forma más precisa si el mundo del emprendimiento es lo tuyo o no. 

Ventajas y desventajas de ser autónomo

Antes que nada, es preciso resaltar la importancia de estar bien capacitado y en constante formación para poder tener el éxito. Recordemos que, si el negocio triunfa o no, dependerá de ti y solo de ti, por lo que deberás ser el mejor en lo que haces para triunfar. Es por ello que, capacitarte en instituciones como Qeres formación, es opción más sensata antes de iniciar como autónomo. 

Empecemos con la parte negativa. A continuación, las desventajas de ser autónomo.

Desventajas de ser autónomo 

desventajas de ser autónomo
En ocasiones, deberás ocupar tu tiempo de descanso en tareas del negocio.

Seguro conocemos a por lo menos una persona que, se decidió a ser autónomo y le está yendo de maravillas. Lamentablemente, no podemos empezar nuestra aventura de emprendimiento pensando que será sencillo y seremos millonarios de la noche a la mañana. Necesitamos entrar en contexto y evaluar todas las posibilidades, conocer también, la realidad actual económica y cómo está funcionando el mercado. 

1. Libertad entre comillas 

Uno de los errores más frecuentes de las personas que deciden ser autónomos es pensar que, ahora gozarán de mucho más tiempo libre, ya que serán sus propios jefes. Si bien es cierto, podrás tener la libertad de gestionar tú mismo el horario de trabajo. No obstante, debes recordar que todo el negocio depende de ti, por lo que deberás dedicar muchas más horas de lo previsto, incluso en tus horas de descanso, seguramente tendrás que atender uno que otro tema en particular.

2. No hay seguridad de los ingresos mensuales

Quizás, el mayor temor de todos los que quieren iniciar su vida laboral como autónomos es que, no tendrán ingresos fijos mensuales, por lo que estarán siempre a la expectativa de los clientes para poder sobrellevar sus necesidades básicas. Esto, obviamente en un trabajo convencional no ocurre, porque ya tendríamos el salario asegurado. 

En tal sentido, los que decidan ser autónomos deberán siempre tener un plan B o una contingencia, para poder pagar sus gastos fijos, bien sea alimentación, vivienda o servicios.

3. Impuestos altos y financiación baja

Al trabajar como asalariado, nunca nos preocuparemos por el tema de los impuestos, por lo que nuestros ingresos siempre serán totalmente netos. Por su parte, siendo autónomo tendremos que preocuparnos del Impuesto Sobre la Renta (IRPF) y del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Es decir, todas nuestras ganancias mensuales se verán supeditadas al pago de impuestos, por lo que probablemente lo percibido neto sea mucho menor a lo generado. 

Por otro lado, en temas de financiación, créditos personales, préstamos, etc. es mucho más complicado conseguir una de estas ayudas. Es por ello que, en muchos casos recomiendan más formar una sociedad. 

4. Eres tú contra el mundo

Probablemente ya lo hemos mencionado en repetidas oportunidades en este artículo, pero, el ser autónomo implica que la responsabilidad de éxito o fracaso recae totalmente sobre tus brazos. Deberás enfrentarte con un mercado altamente competitivo, donde cada día surgen más negocios, por lo que la supervivencia del emprendimiento dependerá solo de todo el empeño y habilidad que tengas en tu rubro. 

5. Serás el administrador y el contador del negocio

Probablemente, una de las actividades que más le temen la mayoría de los empresarios es la gestión y control de gastos del negocio. También, el hecho de la declaración de impuestos, facturas, desgravaciones, etc. formarán parte de tus responsabilidades. 

Ventajas de ser autónomo

ventajas de ser autónomo
Cada decisión de tu negocio será totalmente tuyo.

Continuando con nuestro artículo de las ventajas y desventajas de ser autónomo, vamos ahora con la parte positiva. Si bien es cierto, las desventajas dan un poco de miedo, no dejes que eso te desanime en tus ansias por la autonomía. La verdad es que, emprender tiene muchos beneficios también, y algunos realmente gratificantes que, sin duda superarán cualquier desventaja. 

1. Olvídate de jefes tóxicos o de compañeros molestos

El ser nuestro propio jefe, llevar las riendas de nuestros negocios, enmarcar los objetivos, metas y retos, es sin duda la ventaja más preciada. El hecho de poder diseñar la propia ruta del emprendimiento, de poder establecer la filosofía y visión del negocio es realmente gratificante y por lo que te sentirás tremendamente motivado al momento de invertir tu tiempo esfuerzo en ello.

Si bien es cierto, dedicamos más tiempo, pero todo ese tiempo será para nosotros mismos. Al ser un empleado más, toda nuestra dedicación no valdrá de nada el día que nos debamos marchar. Por otro lado, al ser autónomo no tendrás que lidiar con el humor y el carácter de nadie, por lo que no tendrás que preocuparte más nunca de todo ese estrés laboral cotidiano. 

2. Trámites sencillos e inscripción en el registro totalmente gratis

Al ser autónomos no debemos preocuparnos por invertir un capital inicial, tampoco debemos reportar los balances de cierre de año, ni ninguna de las obligaciones inherentes a las empresas. Para ser autónomos, es muy fácil y rápido darse de alta, no necesitarás todo el trámite que conlleva la constitución de una empresa, por lo que no será necesario contratar un asesor empresarial.

3. Maneja el tiempo a tu manera

Otro elemento fabuloso de ser autónomo es que, el horario, el tiempo de las vacaciones y los días libres, serán total y absoluta decisión tuya. Incluso, gracias al poder comunicacional del Internet, podrás gestionar tus negocios donde quiera que estés. Esto sin duda, es una de las ventajas más atractivos de trabajar como autónomo.

4. Estarás trabajando en lo que te apasiona

Escoge un trabajo que te guste, y nunca tendrás que trabajar ni un sólo día de tu vida.” Confucio

Sin duda alguna, si estás haciendo lo que te apasiona, de la forma que a ti mejor te guste, seguro no será para nada complicado dedicarte por completo a tus obligaciones. Además, al estar haciendo algo que nos apasiona, tendremos la posibilidad de destacarnos y hacernos cada día mejor. Esto, obviamente traerá consigo grandes posibilidades para nuestro negocio. 

5. Seguridad social incluida

Otra de las ventajas más resaltantes de ser autónomo es que, tendrás derecho a paro y abaja por enfermedad. Adicionalmente, tendrás derecho a la asistencia sanitaria. Eso sí, siempre y cuando estés inscrito en hacienda y en la seguridad social, y te mantengas al día con los pagos mínimos exigidos. 

En conclusión, ser autónomo es una decisión que dependerá de cada persona, donde deberá tomar en cuenta que no es un camino fácil, y que desafortunadamente, son muchos más los que fracasan a los que triunfan. No obstante, trabajar en lo que te apasiona y ser tu propio jefe, son sin lugar a dudas, la motivación más fuerte que deberías tener para tomar la decisión final. Esperemos que, con este artículo de las ventajas y desventajas de ser autónomo te haya ayudado a decir el destino de tu futuro laboral.

También te puede interesar: 5 ventajas de la transformación digital en el sector logístico

Agroecólogo de profesión, analista SEO por convicción, redactor por motivación y científico de corazón. Eterno estudiante de ciencias naturales, tecnologías, marketing 2.0 y economía. "No busquemos el éxito, persigamos la excelencia y el éxito nos perseguirá a nosotros"